Serpiente

DESTELLOS COTIDIANOS, Lunes 5 de diciembre de 2011

Radio María Argentina, http://www.radiomaria.org.ar   C.A.B.A. FM 88.5 y AM 1150

Material recopilado por la Lic. María Gloria Ladislao

 

Simbolismo de la serpiente

en diversas culturas:

Este reptil presenta una simbología ambigua. Por su veneno y su poder letal, se la asocia con la muerte. Pero su condición de mudar de piel, en una especie de “renacimiento” la relaciona también con la vida.

          En varias civilizaciones, tanto de Medio Oriente como de América,
el misterio de este reptil radica en su capacidad
de vivir en diversos ambientes:
puede moverse en el agua, se arrastra por la tierra
y se suspende en el aire en las ramas de los árboles.
De allí que está asociada con la sabiduría y con astucia.

En el mito sumerio de Guilgamesh, cuando este héroe consigue finalmente el árbol de la vida, este le es arrebatado por una serpiente que sale del fondo de un lago.

En Canaán la serpiente está asociada a las fuerzas subterráneas a las cuales los cananeos rendían culto. En los templos cananeos de Gezer, Megiddo y Jebus se encontraron imágenes de serpientes de bronce, símbolos de fertilidad.

En Egipto se destaca el Uraeus egipcio, la cobra que representa al fuego y se luce sobre las coronas divinas y reales. También en Grecia, una serpiente se exhibe en el casco del dios  Mercurio, y Esculapio (Asclepio), dios de la medicina, aparece con un báculo envuelto por serpientes. En el santuario de Esculapio en Epidauro existía un serpentario.

En Teotihuacan (valle de México) el culto a la Serpiente Emplumada es muy relevante. Aparece en numerosas representaciones en la cerámica, la pintura y la escultura de la ciudad. Uno de los edificios más importantes en el yacimiento arqueológico es el Templo de Quetzalcóatl. En esta y otras civilizaciones americanas, la serpiente emplumada era una deidad agrícola y además era la figura mítica en la que radicaba la legitimidad de los linajes reinantes en  numerosos señoríos.

En la Biblia:

 

a) Moisés y la serpiente

Estos textos se leen en la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, 14 de septiembre

 

4 Los israelitas partieron del monte Hor por el camino del Mar Rojo, para bordear el territorio de Edóm. Pero en el camino, el pueblo perdió la paciencia 5 y comenzó a hablar contra Dios y contra Moisés: “¿Por qué nos hicieron salir de Egipto para hacernos morir en el desierto? ¡Aquí no hay pan ni agua, y ya estamos hartos de esta comida miserable!”. 6Entonces el Señor envió contra el pueblo unas serpientes abrasadoras, que mordieron a la gente, y así murieron muchos israelitas. 7 El pueblo acudió a Moisés y le dijo: “Hemos pecado hablando contra el Señor y contra ti. Intercede delante del Señor, para que aleje de nosotros esas serpientes”. Moisés intercedió por el pueblo, 8y el Señor le dijo: “Fabrica una serpiente abrasadora y colócala sobre un asta. Y todo el que haya sido mordido, al mirarla, quedará curado”. 9 Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso sobre un asta. Y cuando alguien era mordido por una serpiente, miraba hacia la serpiente de bronce y quedaba curado.

(Num 21,4-9)

5 Incluso cuando se desencadenó sobre tu pueblo

el furor terrible de animales feroces,

y ellos perecían por la mordedura de serpientes huidizas,

tu ira no duró hasta el extremo.

6 A manera de advertencia, fueron atribulados por poco tiempo,

teniendo ya una prenda de salvación

para que recordaran el mandamiento de tu Ley;

7 en efecto, aquel que se volvía hacia ella era salvado,

no por lo que contemplaba, sino por ti, el Salvador de todos. (Sabiduría 16,5-7)

“¿Podía la serpiente matar o dejar con vida? Mas bien está puesta para enseñarnos que cuando los israelitas dirigían sus pensamientos hacia lo alto y conservaban sus corazones en fidelidad hacia su Padre que está en los cielos, eran salvados; de otro modo, perecían.” (Mishná R.H., 3,8. La Mishná es una recopilación de textos que refleja la elaboración de la Ley judía desde fines del S. I. d.C. hasta fines del S. II d.C.)

 

14 De la misma manera que Moisés

levantó en alto la serpiente en el desierto,

también es necesario

que el Hijo del hombre sea levantado en alto,

15 para que todos los que creen en él

tengan Vida eterna.  (Jn 3,14-15)

b) La serpiente en el Génesis

 

3

1 La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que el Señor Dios había hecho, y dijo a la mujer: “¿Así que Dios les ordenó que no comieran de ningún árbol del jardín?”. 2 La mujer le respondió: “Podemos comer los frutos de todos los árboles del jardín. 3 Pero respecto del árbol que está en medio del jardín, Dios nos ha dicho: ‘No coman de él ni lo toquen, porque de lo contrario quedarán sujetos a la muerte’”. 4 La serpiente dijo a la mujer: “No, no morirán. 5 Dios sabe muy bien que cuando ustedes coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y serán como dioses, conocedores del bien y del mal”. 6 Cuando la mujer vio que el árbol era apetitoso para comer, agradable a la vista y deseable para adquirir discernimiento, tomó de su fruto y comió; luego se lo dio a su marido, que estaba con ella, y él también comió. 7 Entonces se abrieron los ojos de los dos y descubrieron que estaban desnudos. Por eso se hicieron unos taparrabos, entretejiendo hojas de higuera. (Gén 3,1-7)

 

 

“El hombre recibe un precepto determinante: “De cualquier árbol del jardín puedes comer, mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él, morirás sin remedio” (Gén 2,16-17). A partir de entonces, el drama puede comenzar en cualquier momento. El narrador no da ninguna explicación sobre la existencia y el origen del mal en sí mismo: lo constata como un heho. Dios coloca al hombre en el jardín, pero la serpiente está allí también (3,1) resumiendo en sí toda la simbólica del mal. La serpiente no es un dios del mal al lado del Dios del bien; es también una criatura. En Gén 3, la serpiente simboliza al mal con el que ha de enfrentarse el hombre. En la serpiente se “personifica” una potencia mala, “astuta”, enemiga del hombre y, a través de él, hostil al plan de Dios.” (Pierre Grelot, Hombre quién eres, Cuaderno Bíblico nro. 5, Ed. Verbo Divino)

En la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, 8 de diciembre, se leen los siguientes textos:

Génesis 3,9-15.20   S.R. 97,1-4  Ef 1,3-6.11-12  Lc 1,26-38

Pondré enemistad entre ti y la mujer,

entre tu linaje y el suyo.

Él te aplastará la cabeza

y tú le acecharás el talón. (Gén 3,15)

La serpiente no podrá triunfar sobre la humanidad, la serpiente no tendrá la última palabra. Será vencida por la descendencia de la mujer. En esta mujer, madre de la humanidad, se ve también una imagen de la Virgen María, que estuvo libre de pecado, porque la serpiente no tuvo poder sobre ella.

Es por eso que las representaciones de la Inmaculada Concepción muestran a la Virgen María pisando la serpiente.

c) La serpiente en el Apocalipsis

1 Y apareció en el cielo un gran signo: una Mujer revestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza. 2 Estaba embarazada y gritaba de dolor porque iba a dar a luz.

3 Y apareció en el cielo otro signo: un enorme Dragón rojo como el fuego, con siete cabezas y diez cuernos, y en cada cabeza tenía una diadema. 4 Su cola arrastraba una tercera parte de las estrellas del cielo, y las precipitó sobre la tierra.

El Dragón se puso delante de la Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su hijo en cuanto naciera. 5 La Mujer tuvo un hijo varón que debía regir a todas las naciones con un cetro de hierro. Pero el hijo fue elevado hasta Dios y hasta su trono, 6 y la Mujer huyó al desierto, donde Dios le había preparado un refugio para que allí fuera alimentada durante mil doscientos sesenta días.

7 Entonces se libró una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron contra el Dragón, y este contraatacó con sus ángeles, 8 pero fueron vencidos y expulsados del cielo. 9 Y así fue precipitado el enorme Dragón, la antigua Serpiente, llamada Diablo o Satanás, y el seductor del mundo entero fue arrojado sobre la tierra con todos sus ángeles.

10 Y escuché una voz potente que resonó en el cielo:

“Ya llegó la salvación,

el poder y el Reino de nuestro Dios”. (Apocalipsis 12,1-10)

 
El término “serpiente”, con sentido figurado, se aplica a personas u objetos perniciosos. Se tiene en cuenta sobre todo la peligrosidad que representa el veneno de su mordedura.

Los jueces injustos
2 ¿Acaso ustedes, los poderosos,
pronuncian realmente sentencias justas
y gobiernan a los hombres con rectitud?
3 ¡No! Ustedes cometen injusticias
a plena conciencia
y favorecen la opresión en la tierra.
4 Los impíos están extraviados
desde el seno materno;
desde su nacimiento se descarriaron los impostores.
5 Tienen un veneno semejante al de las víboras;
son como una serpiente sorda, que cierra los oídos,
6 para no oír la voz del encantador,
la voz del mago que ejerce su arte con destreza. (Sal 58)

Cuando se incendia un campo, las serpientes huyen . Esta figura sirve para que se aplique el nombre de serpientes a saduceos y fariseos que se acercan al bautismo de Juan Bautista para escapar al juicio de Dios.

7 Al ver que muchos fariseos y saduceos se acercaban a recibir su bautismo, Juan les dijo: «Raza de víboras, ¿quién les enseñó a escapar de la ira de Dios que se acerca? 8 Produzcan el fruto de una sincera conversión, 9 y no se contenten con decir: “Tenemos por padre a Abraham”. Porque yo les digo que de estas piedras Dios puede hacer surgir hijos de Abraham. (Mt 3)

Jesús usará los mismo términos dirigiéndose a escribas y fariseos.
29 ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos, 30 diciendo: “Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no nos hubiéramos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas”! 31 De esa manera atestiguan contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas. 32 ¡Colmen entonces la medida de sus padres!
33 ¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo podrán escapar a la condenación de la Gehena? 34 Por eso, yo voy a enviarles profetas, sabios y escribas; ustedes matarán y crucificarán a unos, azotarán a otros en las sinagogas, y los perseguirán de ciudad en ciudad. (Mt 23)

Jesús da a sus discípulos el poder de caminar sobre serpientes y escorpiones, figura que les daba la seguridad de que ningún poder enemigo podría hacerles daño.

17 Los setenta y dos volvieron y le dijeron llenos de gozo: «Señor, hasta los demonios se nos someten en tu Nombre». 18 Él les dijo: «Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. 19 Les he dado poder para caminar sobre serpientes y escorpiones y para vencer todas las fuerzas del enemigo; y nada podrá dañarlos. 20 No se alegren, sin embargo, de que los espíritus se les sometan; alégrense más bien de que sus nombres estén escritos en el cielo». (Lc 10)

14 En seguida, se apareció a los Once, mientras estaban comiendo, y les reprochó su incredulidad y su obstinación porque no habían creído a quienes lo habían visto resucitado. 15 Entonces les dijo: «Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación. 16 El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará.
17 Y estos prodigios acompañarán a los que crean: arrojarán a los demonios en mi Nombre y hablarán nuevas lenguas; 18 podrán tomar a las serpientes con sus manos, y si beben un veneno mortal no les hará ningún daño; impondrán las manos sobre los enfermos y los curarán».
19 Después de decirles esto, el Señor Jesús fue llevado al cielo y está sentado a la derecha de Dios. 20 Ellos fueron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba su palabra con los milagros que la acompañaban. (Mc 16)

Ir a la página principal aquí.

Conocer los cursos de Palabras con miel, aquí.

Anuncios

2 comentarios sobre “Serpiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s