Oro

Destellos CotidianosRadio María Argentina.

Prof. María Gloria Ladislao

EL ORO

El oro es un metal maleable y dúctil, con alta resistencia a cualquier tipo de alteración química y a la corrosión. Por eso es símbolo de perdurabilidad.

Se registra su uso desde el 4000 a.C, y en varias civilizaciones fue el metal elegido para acuñar moneda.

Por su color y brillo se asocia al sol, y su uso denota distinción y dignidad. Aparece en los atuendos y ornamentos de los reyes. Se destaca el uso del oro entre los incas. Dado que el Inca, jefe de la nación, era considerado hijo del sol, es lógico que su vestimenta y apariencia estuviera resaltada con objetos de oro.

La expresión “de oro” significa que algo tiene el máximo valor.

El rey Salomón

Los relatos bíblicos sobre el rey Salomón destacan dos aspectos: su sabiduría y su poderío económico.

26 Salomón equipó también una flota en Esión Guéber, que está cerca de Elat, a orillas del Mar Rojo, en el país de Edóm. 27 Jirám envió como tripulantes, junto con los servidores de Salomón, a algunos de sus súbditos, todos ellos marinos y buenos conocedores del mar. 28 Ellos fueron a Ofir, y trajeron de allí cuatrocientos veinte talentos de oro, que entregaron a Salomón.

1 La reina de Sabá oyó hablar de la fama de Salomón, y fue a ponerlo a prueba, proponiéndole unos enigmas. 2 Llegó a Jerusalén con un séquito imponente, con camellos cargados de perfumes, de muchísimo oro y de piedras preciosas. Cuando se presentó ante Salomón, le expuso todo lo que tenía pensado decirle. 3 Salomón respondió a todas sus preguntas: no hubo para el rey ninguna cuestión tan oscura que no se la pudiera explicar.

10 La reina regaló al rey ciento veinte talentos de oro, una enorme cantidad de perfumes y piedras preciosas; nunca más se recibieron tantos perfumes como los que la reina de Sabá dio al rey Salomón. (1 Re 9,26 – 10,2.10)

Esta visita de una reina extranjera se interpreta como un anticipo del universalismo. Del mismo modo aparece en el Salmo 72 (71); el rey es así un instrumento para que la sabiduría de Dios sea conocida. Jesús hará referencia a esta visita:

41 El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay alguien que es más que Jonás. 42 El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra esta generación y la condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay alguien que es más que Salomón.

(Mt 12,41-42)

Un talento de oro
Si bien no hay un acuerdo total entre los estudiosos, la mayoría indica que un talento de oro tenía un valor aproximado de 34 kilos. Estos pesos aparecen en la parábola del servidor que no perdonó a su compañero (Mt 18,23ss) y en la de los talentos (Mt 25,14ss).

Los magos de Oriente traen oro, incienso y mirra

Según el relato de Mateo 2,1-12, Jesús nació en Belén, la ciudad de David, en tiempos del rey Herodes.

Herodes (rey entre 37-4 a.C.), llamado “el grande”, era hijo de un idumeo amigo de César; por lo tanto, no era judío. Esto hizo que su dinastía fuera resistida por muchos judíos creyentes. Por medio de la astucia diplomática, los buenos contactos con los romanos, y su crueldad (llegó incluso a matar a alguno de sus hijos que le disputaba la corona real) llegó a reunir un reino que tenía casi la extensión del reino de David (menos la Decápolis). Fue un gran constructor, edificó Cesarea, la torre Antonia, la fortaleza del Herodión y renovó el Templo de Jerusalén.

Los magos de Oriente, guiados por la estrella,  preguntan por el Rey de los judíos, y esto es lo que sobresalta al Rey Herodes.

Finalmente, los magos llegan hasta Belén, donde, ante el verdadero rey, ofrecerán sus dones de oro (simboliza la realeza), incienso (simboliza la divinidad) y mirra (simboliza la humanidad). Como en el episodio de la reina de Sabá y el rey Salomón, son los extranjeros los que llegan y rinden tributo, allí donde se manifiesta Dios.

Volver a la página principal, click aquí.

Conocer los cursos bíblicos, click aquí.

 

El oro de Sodoma y el oro de la Jerusalén celestial

Sodoma y Gomorra: Gén 19.

Ezequiel describe los pecados de Sodoma en términos de pecado social:

Esta fue la iniquidad de tu hermana Sodoma: soberbia, voracidad e indolencia. Además de esto, ella y sus hijas no socorrieron al pobre y al indigente; se enorgullecieron y cometieron abominaciones en mi presencia. Por eso las rechacé, como tú lo has visto. (Ez 16,49-50)
La tradición de la insensibilidad moral de Sodoma, basada en el modo en que los sodomitas trataban a los extranjeros deja a las claras, para el hombre bíblico, la depravación esencial de esa comunidad. Para los antiguos, la hospitalidad incluía mucho más que simplemente los buenos modales: significaba el trato y aceptación de los extranjeros como un aspecto vital de la religión. Si Sodoma hubiera sido una pobre ciudad, el pecado de la falta de hospitalidad podría haber sido entendible y excusable. Pero la ciudad era rica “como el jardín del Señor”( Gén 13, 10). El midrash cuenta la tradición que dice que las calles de la ciudad estaban pavimentadas de oro puro y que los sodomitas inundaron los accesos a la ciudad para que los extranjeros no pudieran acceder a ella; la inmigración estaba seriamente restringida.
(W.G.Plaut, The Torah, a modern commentary)

 

La Jerusalén celestial pertenece a Dios. Allí el oro está en los muros y en la plaza, el lugar abierto a todos los habitantes.
Ap 21,15-23
El que me estaba hablando tenía una vara de oro para medir la Ciudad, sus puertas y su muralla. La Ciudad era cuadrangular: tenía la misma medida de largo que de ancho. Con la vara midió la Ciudad: tenía dos mil doscientos kilómetros de largo, de ancho y de alto. Luego midió la muralla: tenía setenta y dos metros, según la medida humana que utilizaba el Ángel. La muralla había sido construida con jaspe, y la Ciudad con oro puro, semejante al cristal purificado. Los cimientos de la muralla estaban adornados con toda clase de piedras preciosas: el primer cimiento era de jaspe, el segundo de zafiro, el tercero de ágata, el cuarto de esmeralda, el quinto de ónix, el sexto de cornalina, el séptimo de crisólito, el octavo de berilo, el noveno de topacio, el décimo de crisoprasa, el undécimo de jacinto y el duodécimo de amatista. Las doce puertas eran doce perlas y cada puerta estaba hecha con una perla enteriza. La plaza de la Ciudad era de oro puro, transparente como el cristal. No vi ningún templo en la Ciudad, porque su Templo es el Señor Dios todopoderoso y el Cordero. 23 Y la Ciudad no necesita la luz del sol ni de la luna, ya que la gloria de Dios la ilumina, y su lámpara es el Cordero.

El oro símbolo de pureza y purificación
Ap 3,18
Carta a la Iglesia de Laodicea
14 Escribe al Ángel de la Iglesia de Laodicea: «El que es el Amén, el Testigo fiel y verídico, el Principio de las obras de Dios, afirma: 15 “Conozco tus obras: no eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! 16 Por eso, porque eres tibio, te vomitaré de mi boca. 17 Tú andas diciendo: Soy rico, estoy lleno de bienes y no me falta nada. Y no sabes que eres desdichado, digno de compasión, pobre, ciego y desnudo. 18 Por eso, te aconsejo: cómprame oro purificado en el fuego para enriquecerte, vestidos blancos para revestirte y cubrir tu vergonzosa desnudez, y un colirio para ungir tus ojos y recobrar la vista. 19 Yo corrijo y reprendo a los que amo. ¡Reanima tu fervor y arrepiéntete! 20 Yo estoy junto a la puerta y llamo: si alguien oye mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaremos juntos. 21 Al vencedor lo haré sentar conmigo en mi trono, así como yo he vencido y me he sentado con mi Padre en su trono”. 22 El que pueda entender, que entienda lo que el Espíritu dice a las Iglesias».

1 Ped 1,3-9

3 Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, nos hizo renacer, por la resurrección de Jesucristo, a una esperanza viva, 4 a una herencia incorruptible, incontaminada e imperecedera, que ustedes tienen reservada en el cielo. 5 Porque gracias a la fe, el poder de Dios los conserva para la salvación dispuesta a ser revelada en el momento final. 6 Por eso, ustedes se regocijan a pesar de las diversas pruebas que deben sufrir momentáneamente: 7 así, la fe de ustedes, una vez puesta a prueba, será mucho más valiosa que el oro perecedero purificado por el fuego, y se convertirá en motivo de alabanza, de gloria y de honor el día de la Revelación de Jesucristo. 8 Porque ustedes lo aman sin haberlo visto, y creyendo en él sin verlo todavía, se alegran con un gozo indecible y lleno de gloria, 9 seguros de alcanzar el término de esa fe, que es la salvación.

El oro símbolo de la riqueza de las naciones avaras
Ap 17,4
1 Después vino uno de los siete Ángeles que tenían las siete copas y me dijo: «Acompáñame, y te mostraré cómo va a ser castigada la famosa Prostituta que está sentada a la orilla de los grandes ríos. 2 Los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los habitantes del mundo se han embriagado con el vino de su prostitución». 3 Entonces me llevó en espíritu al desierto, y allí vi a una mujer sentada sobre una Bestia escarlata. La Bestia estaba cubierta de leyendas blasfemas y tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, resplandeciente de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en su mano una copa de oro colmada de la abominable impureza de su fornicación.
Ap18,16
15 Los que traficaban con esos productos y se habían enriquecido a costa de ella, se mantendrán a distancia ante el horror de sus tormentos, llorando y lamentándose:
16 «¡Ay, ay! ¡La gran Ciudad!
Estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata,
resplandeciente de oro, de piedras preciosas y de perlas.
17 ¡Y en una hora fue arrasada tanta riqueza!».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s