Donde no pasa nada extraordinario…

            Ayer fue día 26. Estoy casi de vacaciones, así que pude ir con más tranquilidad al Santuario, a pasar una mañana de alabanza, comunidad y oración.

           Desde el comienzo de la misa, todo es alegría:  la sonrisa de la servidora que me entrega el boletín y los acordes del “Entra a mi hogar” que nos recibe.

          Hay un espíritu de comunión profundo durante toda la misa, que se expresa con la sonrisa, el beso y el apretón de manos en el momento de la paz. Caras que no conozco. Nos ha unido, hoy, Jesús.

         Como siempre después de misa, con Roberto, mi esposo, vamos a saludar el ícono. Yo suelo rezar de pie, pero hoy me arrodillo; tengo un pedido especial.

Después, en el subsuelo, esperamos la imposición de manos. El diácono hace una introducción y nos invita a orar en silencio. Es especial el silencio aquí; cada uno, cada una, desde lo profundo del corazón, espera la gracia de Dios. Nos quedamos allí, cada cual en su silla, sin inquietud, sin apuro; los ministros y ministras de la imposición van pasando, con paz, con calma. Ponen las manos sobre la cabeza de alguien, le preguntan el nombre, y, con el gesto de la imposición, rezan en silencio.

Acá no ocurre nada extraordinario. No bajan ángeles cantando, ni salen demonios gritando, ni se encienden luces ni se oyen trompetas. Y sin embargo, yo estoy segura de que Dios aquí está haciendo cosas grandes, tan grandes como la levadura que se mezcló con el amasijo y ya es imposible de distinguir. Tan pertinaz es la gracia de Dios, tan constante, que no elige el artificio de la explosión ni la inmediatez del espectáculo. Aquí va pasando Dios, en cada uno, en cada una. Espero en oración mi turno; mientras, rezo también por la hermana que está a mi lado. Cuando el ministro llega hasta mí no me pregunta mi nombre; nos conocemos hace años; y aprovecho a dar gracias a Dios porque ha puesto en mi camino tanta gente santa que me acompaña.

Todavía hay tiempo, afuera, de recoger un poco de agua en la Fuente de la misericordia para llevar a casa, de encender una vela, de pasar por el lugar de la Biblia y compartir una oración. Y antes de la vuelta, parar en el Descanso donde, otra vez, la sonrisa de una colaboradora dice nuevamente “bienvenidos”, nos sirve el mate cocido y nos invita a servirnos facturas, pan, tarta, “lo que gusten, lo que quieran”. Como a lo largo de toda la mañana, verifico la vocación de servicio de todos estos hombres y mujeres que colaboran los días 26, ofreciéndose, escuchando, ayudando a ordenar las filas, acompañando, logrando que todo se desarrolle, como dice el lema del Santuario, en paz y alegría.

Se va terminando la mañana. Y otra vez doy gracias al Espíritu de Dios que sopló y me empujó para acá.

Gloria

 +Página del Santuario Jesús Misericordioso de la Ciudad de Buenos Aires: www.jesus-misericordioso.org

+Novedades y fotos en Facebook: www.facebook.com/pages/SANTUARIO-JESUS-MISERICORDIOSO/148529091879963

+Información y material sobre Biblia: www.palabrasconmiel.wordpress.com

 

3 comentarios sobre “Donde no pasa nada extraordinario…

  1. Gloria querida, sentí muy lindo al leer esta pagina,que Jesús a todos nos de la paz y la alegría para fortalecer nuestra FE cariños Maria

  2. Que grandeza saber que se está viviendo en lo extraordinario porque esto es vivir en eso, pero si lo viéramos de afuera mucho se diría y nuevamente la pregunta de Jesús,¿Quien dicen que soy yo? Paz y bien, en tu próxima visita pide por nosotros.

  3. Que hermoso lo que ha escrito ,mi querida Prof. gloria, hasta en sus escritos me llena de paz.Es tan cierto que Dios va pasando lentamente y en silencio por cada uno de nosotros, yo lo siento así, y espero que el Señor le haya concedido la gracia.Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s