Apuntes III – Evangelios

Escenas del Evangelio junto al Lago o Mar de
Galilea, Tiberíades, Genesaret, Kineret

 

Mc 1,16-20 y // ;  Mt 4,12-17 y //  ;   Mc 2,13-14 y //   ;   Lc 5, 1-11    ;    Mt 8,18-20 y //

Mc 3,7-12 y //  ;   Mc 4,35-41 y //   ;  Mc 5,1-20 y //  ;   Mc 5,21-24 y //    ;  Mc 6,30-44 y //

Mc 6, 45-52 y //   ;   Mc 6,53-56 y //   ;   Mc 7,31-37 (del lado pagano)   ;   Mc 8,14-21 y //

Mt 13,1-3

Mt 15,29-31 (del lado pagano)

Una vista desde el Lago de Galilea
Una vista desde el Lago de Galilea

Mt 17,24-27

Jn 21, 1-23

 

La sinagoga de Cafarnaum: Mc 1,21-28 y // ; Mc 3,1-6 ; Jn 6, 22-59.

La sinagoga de Nazareth: Lc 4, 16-30                    Las sinagogas de Galilea: Mt 4, 23-28

 


Aspectos económicos de Galilea

Una buena parte de las tierras producti­vas estaban en poder de grandes terrat­enientes, personajes de la aristocracia judía o del mundo romano que vivían fuera del territorio y encargaban la ad­ministración a interme-
di­arios. Esto se refleja en las parábolas de Jesús (Mc 12,1-9; Lc 16,1-8).

Aspectos culturales de Galilea

Originalmente, Galilea había sido parte del patrimonio del pueblo de Israel, colo­nizado por las tribus de Aser, Neftalí y Za­bulón. Pero siempre estuvo alejada de los grandes centros culturales, Jerusalén y Sa­maría. En la divisón del reino, des­pués de la muerte de Salomón, Galilea hizo parte del reino de Israel o reino del Norte, con Sa­maría como capital.

Cuando en el s. VIII a.C. el reino de Is­rael fue conquistado por Asiria, Galilea quedó sometida a los asirios. Comenzó entonces para toda la región norte del antiguo Israel una época de pagani­zación debida a la in­troducción de po­blaciones de otras regiones y de cos­tumbres y cultos extraños.          Cuando los desterrrados de Judá regresan del exilio, los samaritanos no participan en la re­stauración de Jerusalén y del templo, y otro tanto se puede decir de los galileos. Lo mismo sucede en el período helenístico: Galilea sufre la política de helenización de los reyes griegos. Sin embargo, cuando tras las luchas de los Macabeos contra el reino seléucida de Siria, Judea logra independi­zarse, los reyes Asmoneos comienzan un trabajo de reconquista política y religiosa de las regiones al norte de Judá.  El rey Aristóbulo I (104-103 a.C.) incorpora a Gali­lea dentro del reino judío. Galilea ofrecía tierras más fértiles y menos den­samente pobladas a los judíos y muchos emigran hacia el norte. Algunos de los antiguos ha­bitantes helenizados fueron obligados a aceptar la religión y costum­bres judías. La familia de Jesús debió de pertenecer a estos judíos emigrados a Galilea (Lc 2,4).

La expresión “galileo estúpido” se en­cuentra con frecuencia en boca de los judíos de Judea para referirse a sus cor­religio­narios del norte. [Lo mismo que la expresión “esos galileos que no conocen la Ley”.]

Los celotes en Galilea

Siguiendo la tradición de los Macabeos hubo rebeldes que aparecieron sobre todo en Galilea a mediados del siglo I d.C y fueron perseguidos como bandidos por Herodes. El grupo de Judas el Gali­leo exigía una “teocracia directa” (es decir, la indepen­dencia política) lo que equivalía a declarar la guerra contra Roma. Además de los celotes, Flavio Josefo nombra al menos a cuatro grupos enfrentados entre sí, pero que llega­ron a unirse en el momento más crítico de la resistencia judía: Juan de Giscala con sus galileos, los idumeos, los seguidores de Simón Bar Giora y los sicarios, así llamados porque iban armados de un puñal (la sica).

 

Pedro Ortiz-Armando Levoratti, Comentario Bíblico Latinoamericano, Ed. Verbo Divino, Navarra, 2003. Extractos de págs.139-140; 227-228.

LA SITUACION DE PALESTINA EN TIEMPOS DE JESUS

GRUPOS Y TENDENCIAS RELIGIOSAS

FARISEOS: Es un movimiento de laicos “piadosos”. Tienen una constante y hasta obsesiva preocupación por cumplir la Ley de Moisés y las tradiciones legales. La multiplicación de preceptos (llegaban hasta 613) les hacía tener una vida ordenada y “segura” en lo referente a su relación con Dios: en la medida en que los cumplían eran considerados “justos” (santos). Eran excelentes teólogos. Creían en la resurrección, en el juicio después de la muerte, en la existencia de los ángeles y en la espera del Mesías como salvador del pueblo de Israel. Algunas citas: * posible origen del grupo de los “piadosos”: I Mac 2,39-42; * tenían prestigio entre el pueblo: Hech 5,34-39; * su doctrina: Mc 7,1-23; * sus actitudes: Lc 18,9-14; * actitud de Jesús hacia ellos: Mt 23,1-32.

SADUCEOS: Formaban parte del Sanedrín. Pertenecían a la aristocracia del clero conservador,
y siempre estuvieron en muy buenas relaciones con el Imperio. A diferencia de los fariseos,
no aceptaban la tradición oral. Por lo tanto tampoco creían en la resurrección de los muertos,
ni en los ángeles  y demonios. Además de esta clase alta sacerdotal, que controla y administra
el Templo, encontramos también a otros sacerdotes de menor categoría. Saduceos y otros
sacerdotes son los encargados de ofrecer los sacrificios en el Templo. Estaban organizados por
clases para  distintas categorías de sacrificos y ejercían su función por turnos distribuidos a lo
largo del año. Una de sus grandes preocupaciones era mantener la pureza  ritual para poder
celebrar el culto. Tenían un gran poder político y económico. Algunas citas: * posible origen
del nombre: I Re 2,35; * doctrina: Mc 12,18-27; * actitud de ellos hacia Jesús: Jn 11,45-53
y Mt 26,57-66.

BAUTISTAS: Movimiento popular que se arraiga en tradiciones muy antiguas, y que se desarrolló fuertemente desde el siglo II a.C. Invitan a la conversión de vida por medio del bautismo en agua, ante la inminencia del juicio.

Algunas citas: * origen del rito bautista: II Re 5,1-14; * doctrina: Lc 3, 7-14; * actitud de Jesús hacia ellos y sus ritos: Mt 3,13-15; Jn 3,22 y 4,1-3; Mc 16,15-16.

SAMARITANOS: Pertenecen a lo que fue el antiguo Reino del Norte. Los judíos los consideran impuros, y es muy honda la rivalidad mutua entre ellos. En tiempos de Jesús no tenían Templo, y su lugar de adoración era el monte Garizim. De toda la Biblia aceptaban sólo el Pentateuco.

Algunas citas: * origen: II Re 17,24; * oposición entre judíos y samaritanos: Esd 4,1-5;
Lc 9,51-56; * doctrina: Jn 4,20-25; * actitud de Jesús hacia ellos: Lc 17,11-19;
Lc 10,30-35; Jn 4,5-10.

 

ESCRIBAS y DOCTORES DE LA LEY: Tenían como tarea fundamental estudiar la
Ley (Toráh ), y buscarle su aplicación moral en los asuntos cotidianos. Esto les daba
gran prestigio frente al pueblo, que los tenía como sus guías espirituales.
Tenían escuelas en las cuales formaban sus propios discípulos.  La gran
mayoría de ellos pertenecían al movimiento fariseo, aunque
había también escribas sacerdotes.
Algunas citas: * su doctrina: Mt 23,2-3. (Recordar que
la Toráh o Ley está formada por los cinco primeros libros
de la Biblia, lo que nosotros llamamos Pentateuco. A esta se
agregaba la llamada Ley oral, o sea, las tradiciones
sobre la interpretación.)

(Fuente: Hola Biblia, Ed. San Pablo, agosto 1996)

CONDICIONES SOCIO-POLITICAS DE PALESTINA

ORGANIZACION POLITICA

Palestina se convierte en provincia romana por el año 63 a.C. Durante la actividad de Jesús, Judea-Samaria está bajo la administración directa de un procurador romano: Poncio Pilato; mientras que Galilea está sometida al tetrarca “judío” Herodes Antipas. Las dos regiones de­penden del legado romano de Siria (una especie de “virrey”). La táctica romana consiste en dejar cierta au­tonomía vigilada a las autoridades locales. En Judea-Samaria, una parte del poder le corresponde al Sumo Sacerdote y los ocupantes romanos reconocen la ley judía para la población. La autoridad del Sumo Sacer­dote va más allá de Judea-Samaria y se extiende tam­bién a Galilea. (Ver la distribución de estas regiones en el mapa de Palestina en tiempos de Jesús)

A nivel municipal,  los asuntos son tratados por un  con­sejo de notables llamado Sanedrín. El más conocido es lógicamente el gran Sanedrín de Jerusalén.

Presidido por el Sumo Sacerdote en el cargo (Caifás, del 18 al 37 d.C.), el gran Sanedrín de Jerusalén es una especie de corte suprema de justicia, formada por 71 miembros que pertenecen a tres grupos:

– los saduceos (ocupan los  cargos en forma hereditaria);
– los “ancianos” de la nobleza laica; son los representan­tes de las familias aristocráticas e influyentes; simpati­zan con los saduceos;

– los escribas, que deben su participación en el Sanedrín a su sabiduría; simpatizan con los fariseos.

CONDICIONES SOCIALES

Lugar de paso obligado entre Egipto y Siria, la Palestina del tiempo de Jesús tiene una población heterogénea. Si en Jerusalén la mayoría de los habitantes son judíos, no ocurre lo mismo en las demás ciudades, sobre todo a lo largo de las vías de comunicación (litoral mediterráneo y Galilea). Esta pluralidad de razas y de culturas engendra ciertas tensiones.  La sociedad de Palestina puede dividirse esquemática­mente en tres clases:

* Un pequeño grupo privilegiado
con cierto poder eco­nómico:
herodianos, saduceos, ancianos.
Todos ellos simpatizan con el grupo saduceo.

* El pueblo: Si los comerciantes,artesanos y
dueños de pequeños campos tienen una prosperidad
relativa, y ven surgir de su seno a los escribas (fariseos o
no fariseos), y más tarde a los rabinos, otros mu­chos son ver-
daderamente pobres, despreciados por la élite reli­giosa; se les llama
despectivamente “am-ha-aretz”, el “pueblo de la tierra”. Es sobre todo el pueblo el que soporta los impuestos de las administraciones romana y judía y  el que paga los diezmos al templo. Debido a las malas cosechas o a  la recesión económica ,  el pueblo conoce con frecuencia condiciones de vida miserables (hambre, desocupación… ).  No es extraño que abunden las  revueltas en  este  período.

* Existen muchas categorías de excluidos:  son excluidos de  la sociedad y  de la participación activa de la vida religiosa (que era como decir de la vida pública y social). Entre los excluidos están todos los enfermos (especialmente los leprosos). Existía la idea de que la enfermedad había sido enviada por Dios como un castigo por los pecados, de modo que todo enfermo era también un pecador o hijo de pecadores (cf. Jn 9,1). Lo mismo ocurría con los pobres. Todos los trabajadores que estuvieran en contacto con cadáveres (humanos o de animales) o con estiércol, eran considerados impuros.
Extranjeros, mujeres y niños eran considerados impuros para la vida religiosa (participación en el culto del Templo y la sinagoga, lectura de la Torá, etc.) y también socialmente, de modo que no estaba bien visto relacionarse con ellos.

(Estos textos están basados en Iniciación a la Biblia, 8 temas en fichas, Ed. Verbo Divino, Navarra, 1986)

Bibliografía específica: Jesús de Nazaret, su historia y la nuestra. Oscar Campana, Ed.San Pablo, 1994

ESPACIO BIBLICO: Palabras con miel

EL TEMPLO

ElTemplo

Las sinagogas:

convocatoria, asamblea. En las sinagogas se reunían los judíos los días sábados para rezar y comentar las Sagradas Escrituras. Eran administradas por los laicos, muchos de ellos pertenecientes al movimiento fariseo. Podían ser maestros o escribas. Un varón designado hacía la “homilía” de pasaje del día, que era comentado y debatido por los presentes.

Los días de semana la sinagoga funcionaba como lugar de estudio de la Escritura y escuela de enseñanza de las primeras letras para los niños varones.

 

Volver a la página principal, click aquí.

 

 

FORMACIÓN DE LOS EVANGELIOS

TERCERA ETAPA: LA TAREA DE LOS ESCRITORES

Mc 3,1-6

Mc 10,32-34

Mc 15,16-20

Mt 5,17-19

Mt 7,28-29

Mt 12,1-8

Lc 4,16-21

Lc 7,11-17

Lc 15,1-7

Jn 8,12-18

Jn 15,1-5

Jn 6,46-51

Ap 1,12-18

Ap 22,12-14

Ap 5,11-14

cartas de San Pablo

Rom 6,8-11

Rom 8,1-4

Gál 5,1

1. Buscamos en las introducciones de nuestras Biblias: ¿Cuál es el mensaje central de este autor? ¿Qué imagen de Jesús nos quiere transmitir?

2. Luego leemos las 3 citas señaladas. ¿Cómo aparecen en estas citas esos rasgos característicos de Jesús que este autor quiere señalar?

3. Elegimos entre todas las estampas, aquella que mejor refleja la imagen de Jesús que este autor nos quiere transmitir.

4. Con la estampa elaboramos un afiche que sintetice el mensaje y la imagen de Jesús que este autor nos quiere transmitir.

GÉNERO LITERARIO EVANGELIO

Un evangelio es el relato de las palabras y hechos de Jesús de Nazaret, que culmina necesariamente en su muerte y resurrección; relato que está dirigido a comunicar a los creyentes los efectos salvíficos de los acontecimientos narrrados.

John P. Meier, Un judío marginal, tomo I, pág. 162

ETAPAS DE FORMACIÓN DE LOS EVANGELIOS

En la formación de los Evangelios se pueden distinguir tres etapas:

1. La vida y la Enseñanza de Jesús. La Iglesia mantiene firmemente que los cuatro evangelios, “cuya historicidad afirma sin vacilar, comunican fielmente lo que Jesús, Hijo de Dios, viviendo entre los hombres, hizo y enseñó realmente para la salvación de ellos, hasta el día en que fue le­vantado al cielo” (Dei Verbum 19).

2. La tradición oral. “Los apóstoles ciertamente después de la ascensión del Señor predicaron a sus oyentes lo que El había dicho y obrado, con aquella crecida inteligencia de que ellos gozaban, amaestrados por los acontecimientos gloriosos de Cristo y por la luz del Espíritu de verdad” (Dei Verbum 19).

3. Los evangelios escritos. “Los autores sagrados escribieron los cuatro evangelios escogiendo algunas cosas de las muchas que ya se transmitían de palabra o por escrito, sintetizando otras, o explicándolas atendiendo a la condición de las Iglesias, conservando por fin la forma de procla­mación, de manera que siempre nos comunicaban la verdad sincera acerca de Jesús” (Dei Verbum 19).

Catecismo de la Iglesia Católica, año 1992, nro. 126

 

 EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS

 Material preparado por la prof. Mirta Vazquez

Marcos escribe un libro para presentar la Buena Nueva, relativa a Jesús.

El anunciante Jesús se ha convertido en el Anunciado, son ahora sus palabras y acciones las que se proclaman como buena nueva, como Evangelio.

El título que se le da a este género de libro a partir del s.II es evangelio según Marcos, según Mateo…

Jesús proclama un evangelio único, los evangelistas presentan la vida de Jesús como la percibieron, dan su testimonio.

Mc. No inventó todo, antes de él, se habían redactado algunas colecciones de palabras de hechos de Jesús, primero oralmente y luego por escrito.

Al ser el primero en escribir un libro que los agrupa, Marcos impone un cuadro geográfico y cronológico a la vida de Jesús, cuadro que recogerá Mt. y Lc. (no Juan). Es en realidad más un orden teológico que histórico.

Comunidad:Escrito en Roma hacia el año 70, para recoger la predicación de Pedro. El obispo Papías (110) escribía: “Marcos, que había sido interprete de Pedro, escribió exactamente, aunque no en orden, todo lo que recordaba de las palabras o acciones del Señor. Porque él no había escuchado ni seguido al Señor, pero más tarde, como he dicho siguió a Pedro. Este daba sus instrucciones según las necesidades, pero sin hacer una composición ordenada de los oráculos del Señor”.Su comunidad está compuesta de antiguos paganos: Mc. se ve obligado a traducir las palabras arameas y ciertas costumbres judías. Esta comunidad se siente amenazada por las persecuciones. La fe que propone Mc. no es una fe tranquila; se enfrenta con contradicciones y supone no pocos riesgos. Esto corresponde con lo que sabemos de la iglesia de Roma, bajo el poder de Nerón. Pedro fue martirizado en el año 64.
Autor:Probablemente es el joven Juan Marcos (Hech.12,12). El que parte a misionar con Pablo y Bernabé, pero los “abandona” (Hech. 13,5.13). Pablo por esto se niega a que los acompañe en la segunda misión; ocasión en que se separa de Bernabé (Hech. 15,36s). Encontramos nuevamente a Marcos junto a Pablo en su cautividad en Roma (Col. 4,10) y Pedro señala en su carta que Mc. su hijo, está con él en Roma (1 Pe. 5,13).
Evangelio de los Milagros:A través de los milagros, el Jesús de Marcos viene a presentarse como portador de libertad para los hombres.Los milagros son signo de esperanza escatológica,  el tiempo de la libertad final ha comenzado a despuntar sobre la tierra; está vencido el diablo. Se halla abierto el hombre hacia la gracia.

Al mismo tiempo, ese Jesús de los milagros viene a presentarse en Mc. como el “Mesías de la muerte”; es Hijo de Dios porque entrega su vida, es Mesías porque muere. Esto significa que el milagro principal, verdadero, acaba siendo el camino pascual de Jesucristo: su muerte como malhechor en el calvario; la experiencia y esperanza misionera de su resurrección.

Primer Evangelio:Marcos ha fijado el primero de los evangelios escritos de la Iglesia. Ha sabido situarnos allí donde el mensaje de la Pascua ilumina  y  transfigura la existencia humana de Jesús, convirtiéndola en buena nueva o evangelio de liberación para los hombres
Rasgos de Mc.:Estilo: es popular, utiliza palabras vulgares. Los porque a veces nos desconciertan (Mc.5,42)Narrador maravilloso. Los relatos son siempre concretos, llenos de detalles vivos.

Los verbos están a menudo en presente, lo cual da actualidad al relato. Es un profundo teólogo y relee la vida de Jesús a la luz de la pascua.

Geografía del Evangelio de san Marcos

Después del bautismo en el Jordán (1,1-13), Jesús predica en Galilea (1,14-9,50), sube a Jerusalén (10), predica y muere en Jerusalén (11,1-16,8).

El ángel de la resurrección anuncia la reagrupación en Galilea (16,7)

Su geografía es ante todo teológica: cada lugar y cada desplazamiento tienen un significado teológico.

En Mc. Galilea se opone a Jerusalén

  • La Galilea de las naciones o de los paganos, había conocido muchas invasiones, y la fe no era allí tan pura a los ojos de los responsables judíos (Jn.1,46; 7,52). Pero Isaías (8,23) había anunciado que Dios se manifestaría allí a los paganos. Es una región abierta de allí Jesús va a los paganos, a Tiro y a Sidón (Mc 7,24.31) 
  • Jerusalén ciudad cerrada, “refugio de la gente decente”, segura de su verdad, no acepta la crítica. Desde ella parten los ataques más terribles (3,22)
  • Lago de Tiberíades o de Galilea tampoco es neutro: la orilla oeste es judía, la oriental es pagana. A pesar de la tempestad Jesús arrastra a sus discípulos a la orilla pagana, preparándolos así para una misión que tardarán en comprender

 

Estructura

Mc. 1,1 pone al lector en la pista del secreto de Jesús:Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios. 
La segunda parte: Jesús y el camino que lo lleva a Jerusalén (8,27-16,8):Comienza por la proclamación de Pedro “Tú eres el Mesías”. Le prohíbe a Pedro que comunique su descubrimiento. Pues continúa el riesgo  de que lo crean un Mesías liberador para establecer el Reino de Israel por la fuerza de las armas. Sino que el Hijo del hombre ha de sufrir y ser crucificado.En el juicio ante el Sanedrín, cuando no hay peligro que lo confundan con un Mesías temporal, Jesús se declara abiertamente Cristo. Y es condenado a muerte. 

 

La primera parte: Jesús proclama la Buena Noticia (1,14-8,26),:Jesús proclama la llegada próxima del reino de Dios y ofrece sus signos: sus milagros. Pero se niega a decir quién es, prohíbe a los demonios divulgarlo.  

 

Al pie de la cruz, un pagano lo reconoce finalmente:Hijo de Dios (15,39)  

El Jesús de Marcos

Un hombrecomo nosotros es el que nos presenta Marcos. Tenemos la impresión de ir descubriéndolo con los ojos de Pedro. El que se sintió impresionado por la mirada de Jesús.Marcos recoge ciertos rasgos que debían extrañar a sus lectores: Jesús no lo sabe todo (9,16.33; 14,33), se asusta ante la muerte (14,33), y muere desesperado (15,34). Hasta sus parientes desconfían de él (3,21) 

 

Un “hombre-con” – un hombre soloEl Jesús de Marcos es ante todo Jesús- con- sus- discípulos. Los adversarios intentan deshacer su grupo (2,18-28)Jesús prepara a sus discípulos para su ministerio futuro poniéndolos al servicio de la gente (6,31s) y los arrastra hacia los paganos.

La soledad de Jesús se ve más dramática, porque no logra hacer comprender  su ministerio a sus discípulos (6,52; 8,7)

Jesús enseñaCuando va a las multitudes siguiéndolo al desierto, sin tener de comer, Jesús se apiada de ellas y se pone a enseñarles, viendo que esa es su peor hambre (6,34)Paradójicamente Mc. Recoge pocos discursos. Jesús enseña ante todo con su manera de vivir y de obrar. Los milagros ocupan mayor sitio; demuestra en actos, que el reino de Dios está ahí, que Jesús es más fuerte que el mal (3,27)
El Hijo del hombreTítulo más frecuente (14 veces). Oculta su misterio al mismo tiempo que lo revela. Esta expresión en sí misma significa sólo ”hombre”; pero cuando se toma el sentido de Dn. 7, toma el sentido fuerte de ser celestial a quien Dios entrega el juicio sobre los hombres.
El Hijo de DiosTítulo raro, pero aparece como la cumbre de la fe a la que Marcos quiere llevar a sus lectores. Lo dice en la introducción (1,1) y lo proclama el centurión al pie de la cruz (15,39), haciendo eco a la voz del Padre en el bautismo y en la transfiguración.
Mesías crucificadoJesús se niega a que lo proclamen Mesías. “Secreto Mesiánico”, muchos esperaban que el Mesías restableciera el reinado terreno de Israel. Sólo acepta este título cuando no es posible el error, cuando está condenado a morir: por el sufrimiento y la muerte es como se establecerá un reinado espiritual. Y se esfuerza por llevar por ese camino a sus discípulos (8,34-38)


Caminamos con Jesús a Jerusalén

Geografía del Evangelio de san Marcos

Ubicar en el mapa los distintos lugares que menciona Marcos

Después del bautismo en el Jordán (1,1-13), Jesús predica en Galilea (1,14-9,50), sube a Jerusalén (10), predica y muere en Jerusalén (11,1-16,8).

El ángel de la resurrección anuncia la reagrupación en Galilea (16,7)

Su geografía es ante todo teológica: cada lugar y cada desplazamiento tienen un significado teológico.

En Mc. Galilea se opone a Jerusalén

  • La Galilea de las naciones o de los paganos, había conocido muchas invasiones, y la fe no era allí tan pura a los ojos de los responsables judíos (Jn.1,46; 7,52). Pero Isaías (8,23) había anunciado que Dios se manifestaría allí a los paganos. Es una región abierta de allí Jesús va a los paganos, a Tiro y a Sidón (Mc 7,24.31) 
  • Jerusalén ciudad cerrada, “refugio de la gente decente”, segura de su verdad, no acepta la crítica. Desde ella parten los ataques más terribles (3,22)
  • Lago de Tiberíades o de Galilea tampoco es neutro: la orilla oeste es judía, la oriental es pagana. A pesar de la tempestad Jesús arrastra a sus discípulos a la orilla pagana, preparándolos así para una misión que tardarán en comprender

Estructura

Mc. 1,1 pone al lector en la pista del secreto de Jesús:Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios. 
La segunda parte: Jesús y el camino que lo lleva a Jerusalén (8,27-16,8):Comienza por la proclamación de Pedro ¡Tú eres el Mesías”. Le prohíbe a Pedro que comunique su descubrimiento. Pues continúa el riesgo  de que lo crean un Mesías liberador para establecer el Reino de Israel por la fuerza de las armas. Sino que el Hijo del hombre ha de sufrir y ser crucificado.En el juicio ante el Sanedrín, cuando no hay peligro que lo confundan con un Mesías temporal, Jesús se declara abiertamente Cristo. Y es condenado a muerte. 

 

La primera parte: Jesús proclama la Buena Noticia (1,14-8,26),:Jesús proclama la llegada próxima del reino de Dios y ofrece sus signos: sus milagros. Pero se niega a decir quién es, prohíbe a los demonios divulgarlo.  

 

Al pie de la cruz, un pagano lo reconoce finalmente:Hijo de Dios (15,39)  


Caminamos con Jesús a Jerusalén

 

Comenzamos viendo la sección “en el camino” Mc. 8,22-10,42.

Este “camino de Jesús” situado en la sección central del evangelio, se puede describir desde el aspecto geográfico. En conjunto es el camino desde la zona más septentrional de Galilea hasta Jerusalén, el punto crucial, donde tiene lugar, la muerte y resurrección. El movimiento es continuo sin vueltas atrás.

Por el camino es una expresión frecuente en esta parte del evangelio (8,27; 9,33; 10,32; 10,52).

Pero más importante que la geografía es la cristología. Y también el discipulado, que es inseparable de ella.

Así ya en el viaje  hacia Jerusalén, Jesús ya no se dedica principalmente  las multitudes sino a los Doce. La gente está aún presente, y él enseña, sana a los enfermos y bendice. Pero ahora son los Doce su centro de interés. Su enseñanza deja de tener como tema central el Reino de Dios, para girar en torno a la identidad y el destino del mismo Jesús.

Y aún se produce otro cambio, el más dramático de todos: aunque no están ausentes las manifestaciones de poder que caracterizaron el ministerio en Galilea, ahora se pone el acento en la impotencia, el sufrimiento, la muerte y resurrección de Jesús. Así como en la incapacidad de los Doce para comprender esta redefinición de la mentalidad y en las implicaciones de la muerte y resurrección de Jesús para un entendimiento verdadero del discipulado

Analizamos:

  • Mc. 8,27-30: durante toda la primera parte del evangelio, Mc. viene planteándonos quién es Jesús de Nazaret. Marcos ofrece la crucial conversación entre Jesús y sus discípulos durante un recorrido por los pueblos situados más al norte de Israel. “Por el camino”, Jesús pregunta a los discípulos quién dice la gente que es él. Ellos le dan a conocer varias opiniones populares y a continuación, Jesús les plantea, la pregunta que ellos ya se han hecho a sí mismos (4,41; cf. 6,51-52). En representación de los Doce, Pedro responde sin la menor vacilación: “Tú eres el Mesías” (8,29). Nadie ha usado esa palabra, hasta aquí,  que por boca de Pedro, es revelado uno de los títulos clave que Marcos aplica a Jesús (Mc.1,1). Pedro y los otros han ganado en visión hasta el punto de reconocer a Jesús como el cumplimiento de la esperanza de Israel para el tiempo del Reino de Dios. Esta confesión  que hace Pedro de Jesús como Mesías, reúne en sí todas las ansias y esperanzas, tanto religiosas como políticas, del pueblo de Dios y manifiesta que han sido realizadas en las palabras y en los hechos de Jesús. Resulta sorprendente que increpe a Pedro y le prohíba hablar a nadie a cerca de Él. (esto tiene que ver con el Secreto Mesiánico)
  • Mc.8,31-34: Si la comprensión por parte de los discípulos de que Jesús es el mesías de Israel representa el punto crítico en la narración, el subsiguiente anuncio de Jesús en v.31 constituye un momento desolador. Sin enigmas Jesús habla de su muertye violenta, dice que es voluntad de Dios, necesidad divina que él muera y al cabo de tres días resucite de entre los muertos. Y es precisamente el énfasis en el sufrimiento y la muerte lo que los Doce parecen incapaces de comprender. La misma percepción que ha llevado a Pedro y a los otros a confesar a Jesús como Mesías, los induce ahora a resistirse con vehemencia a la idea de su muerte violenta. La idea de un Cristo-Rey que tenga que morir los escandaliza, porque ignoran lo que es la resurrección.
  • Mc. 9, 30-37: Va enseñando a los discípulos, estos no entendían y temían preguntarle. Discutían por el camino quién era el mayor. El que quiera ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos. Ejemplifica con un niño. La palabra pequeño, aparte de aludir a los niños, también puede ser una referencia a todos los creyentes, quizá incluso a los que trabajan fuera de los límites de la comunidad cristiana (9,38-40). 
  • Mc.10, 32-42: Anuncio de la pasión. Santiago y Juan piden sentarse a su lado, para esto deben beber la copa, que él beberá, y bautizarse como él lo hará (pasión y muerte). Los lugares no son cosa de Jesús, sino del Padre. Jesús habla de muerte y más tarde de resurrección, pero los discípulos hablan únicamente de la “gloria” que ella traerá consigo y su deseo de compartir puestos de honor. V.40 el objeto de la conversación es poner de manifiesto, que compartir el martirio de Jesús no proporciona ninguna prerrogativa especial, dado que todos los cristianos deben estar dispuestos a aceptar el martirio.

El hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir, y por esta razón no llama a sus seguidores a una vida de privilegios y poder, sino de entrega al servicio de los demás.

La Pasión según Marcos

 

 

 

1. Marcos se dirige a los no-creyentes o a los poco creyentes, para llevarlos a proclamar con el pagano al pie de la cruz: ¡Jesús es realmente el Hijo de Dios!La cruz es escandalosa. Allí es, sin embargo, donde se revela el Hijo de Dios.
2. Es impresionante el silencio de Jesús durante la pasión.Jesús sólo abre tres veces la boca: ante el sumo sacerdote se declara Mesías / Cristo e Hijo del hombre; ante Poncio Pilatos reconoce que es rey de los judíos; en la cruz recoge la queja del siervo doliente de Isaías, asumiendo todo el sufrimiento y la angustia del  mundo: “Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”
3. En Marcos explota la soledad de Jesús en toda su crudeza; avanza solo, abandonado de todos, negado por Pedro, hacia la noche de la cruz. Aceptando seguirle hasta allí es como el discípulo puede proclamarlo Hijo de Dios.
4. Con el complot contra Jesús (14,11-2), el conflicto entre él y los sumos sacerdotes alcanza su cima: desde ahora, Jesús está condenado a muerte. Durante la cena en casa de Simón, una mujer derrama perfume sobre su cabeza (14,3-9): Jesús ve esto como la unción de su sepultura.
10. El relato de la sepultura es apacible (15, 42-47). Se rinden a Jesús los últimos honores. Y la noche del sepulcro se hace noche de espera.
5. El relato de su cena de despedida (14,22-25) está enmarcado entre la traición de Judas (14,17-21) y la negación de Pedro (14,26-31).En la cena ofrece su cuerpo y sangre, sabiendo que no obtendrá de los hombres ni reconocimiento, ni fidelidad…
6. En Getsemaní, Jesús angustiado se postra en tierra (14,32-42) Plenamente hombre, teme la muerte.Cuando lo detienen todos lo abandonan (14,43-52) Jesús se hunde desnudo en su pasión.
7. Proceso Judío (14,53-64: Jesús proclama que es Mesías, Hijo del hombre glorioso. Pero todo parece desmentir esta firmación: los guardias se burlan (14,65). Pedro lo niega (14,66-72) Jesús calla.
8. Proceso romano (15,21-41): Jesús se reconoce rey de los judíos, pero los sumos sacerdotes exigen su muerte. Su rey es coronado de espinas 815,16-20)
9. La escena del calvario (15,21-41): Recoge el tema de los dos procesos: rey de los judíos y Mesías.Pero en el morir, asumiendo todo el sufrimiento humano, Jesús se revela cómo Cristo y rey. El centurión nos invita a reconocerlo como Hijo de Dios.

El Jesús de Marcos

Un hombrecomo nosotros es el que nos presenta Marcos. Tenemos la impresión de ir descubriéndolo con los ojos de Pedro. El que se sintió impresionado por la mirada de Jesús.Marcos recoge ciertos rasgos que debían extrañar a sus lectores: Jesús no lo sabe todo (9,16.33; 14,33), se asusta ante la muerte (14,33), y muere desesperado (15,34). Hasta sus parientes desconfían de él (3,21) 

 

Un “hombre-con” – un hombre soloEl Jesús de Marcos es ante todo Jesús- con- sus- discípulos. Los adversarios intentan deshacer su grupo (2,18-28)Jesús prepara a sus discípulos para su ministerio futuro poniéndolos al servicio de la gente (6,31s) y los arrastra hacia los paganos.

La soledad de Jesús se ve más dramática, porque no logra hacer comprender  su ministerio a sus discípulos (6,52; 8,7)

Jesús enseñaCuando va a las multitudes siguiéndolo al desierto, sin tener de comer, Jesús se apiada de ellas y se pone a enseñarles, viendo que esa es su peor hambre (6,34)Paradójicamente Mc. Recoge pocos discursos. Jesús enseña ante todo con su manera de vivir y de obrar. Los milagros ocupan mayor sitio; demuestra en actos, que el reino de Dios está ahí, que Jesús es más fuerte que el mal (3,27)
Mesías crucificadoJesús se niega a que lo proclamen Mesías. “Secreto Mesiánico”, muchos esperaban que el Mesías restableciera el reinado terreno de Israel. Sólo acepta este título cuando no es posible el error, cuando está condenado a morir: por el sufrimiento y la muerte es como se establecerá un reinado espiritual. Y se esfuerza por llevar por ese camino a sus discípulos (8,34-38)
El Hijo del hombreTítulo más frecuente (14 veces). Oculta su misterio al mismo tiempo que lo revela. Esta expresión en sí misma significa sólo ”hombre”; pero cuando se toma el sentido de Dn. 7, toma el sentido fuerte de ser celestial a quien Dios entrega el juicio sobre los hombres.
El Hijo de DiosTítulo raro, pero aparece como la cumbre de la fe a la que Marcos quiere llevar a sus lectores. Lo dice en la introducción (1,1) y lo proclama el centurión al pie de la cruz (15,39), haciendo eco a la voz del Padre en el bautismo y en la transfiguración.

 

  • CONCLUSIÓN DEL EVANGELIO: SEPULCRO ABIERTO  Mc. 16,1-8

 

Observar Principio del relato Final del relato
TIEMPO    
LUGAR    
ACCIONES    
ACTORES    

 

 CONTROVERSIA: EL CIEGO DE JERICÓ  Mc. 10,46-52

  1. 1.    ¿Cuáles son los protagonistas, sus actos y palabra?
  2. 2.    ¿Qué transformaciones se operan del principio al fin?
  3. 3.    Mirar el contexto anterior       10,32-34. Los discípulos caminan a Jerusalén

¿Qué camino están haciendo?

10,35-45 ¿no están ciegos Santiago y Juan?

  1. 4.    ¿Cuál creen que es el sentido de este relato, en sí mismo y en el contexto del

Evangelio de Marcos?.

  • CONCLUSIÓN DEL EVANGELIO: SEPULCRO ABIERTO  Mc. 16,1-8

 

Observar Principio del relato Final del relato
TIEMPO    
LUGAR    
ACCIONES    
ACTORES    

 

  1. 1.         ¿Qué te sugieren estas oposiciones?
  2. 2.         ¿Qué transformaciones se han operado desde el principio hasta el final?
  3. 3.         ¿Por quién se han  hecho?

 

 EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO

Material preparado por la prof. Mirta Vazquez

La iglesia de Mateo:La situación de las comunidades en que predica Mateo, ha influenciado en su testimonio. Resaltan tres aspectos:
  1. Compuestas especialmente por cristianos procedentes del judaísmo. Conocen bien las escrituras: más de 130 pasajes  en los que Mt. se refiere al Antiguo Testamento. La ley sigue siendo para ello la regla de vida (5,17).
  2. Estas comunidades están en conflicto con el judaísmo oficiaa. Los cristianos ya han sido expulsados de sus sinagogas. Y los ataques tan duros de Jesús contra los fariseos (Mt.23) no son tanto los del Jesús del año 30, como los del resucitado que vive en la comunidad de los años 80.
  3. Esas comunidades se abren a los paganos. Por convicción cristiana, esos judíos que se han hecho cristianos vuelven a descubrir, en las palabras de Jesús, su voluntad de enviar a sus discípulos al mundo entero.

 

 

Autor:Una tradición del siglo III, imposible de verificar, declara que Mateo, el aduanero de Cafarnaún convertido en uno de los “doce” (9,9), escribió en arameo ciertas palabras de Jesús.

El autor del evangelio actual, desconocido, se inspiró quizás en aquel escrito. Mateo escribe, en griego, hacia los años 80-90, en medio de las comunidades de siria- Palestina, quizás en Antioquia.

Mateo nos sitúa en dos sitios al mismo tiempo, deliberadamente pone sobre el Jesús de la historia (año 30 d.c.), el “papel transparente” del Señor que vive en la iglesia. Así el rostro de Jesús de nazaret se nos revela a través de los rasgos gloriosos del resucitado celebrado por la Iglesia.

 
Rasgos de Mateo:Es un profesor. Agrupa las palabras de Jesús en cinco discursos, sin duda para presentarlo como el nuevo Moisés. Insiste en la necesidad de comprender la palabra y no solamente escucharla (13,19-23). Abrevia los relatos de milagros, atendiendo sólo a dos personajes: Jesús y el interesado.

Se refiere constantemente a las Escrituras. 

.

El “evangelio eclesial”:Así se ha llamado a veces a este evangelio que, más que los otros, ha marcado al cristianismo occidental. Es el único que pronuncia la palabra iglesia (16,18, 18,17); se muestra preocupado de su organización, de la vida fraterna, de la catequesis.

Nos hace vivir en el seno de una iglesia que celebra la litúrgicamente a su señor: sobre los discípulos de Jesús pone el 2papel transparente” de los cristianos que adoran al resucitado: ¡Señor, sálvanos! En medio de la tempestad… una iglesia con peligro de desinflarse y con poca fe(8,26)

Geografía de Mateo:Mt. sigue el esquema de Mc. pero no insiste en la oposición galilea / Jerusalén. Sino que Galilea es la región importante, en dos aspectos:

1º Durante el ministerio de Jesús, aparece como el territorio judío, cuyas fronteras no pasa nunca Jesús (ver 15,21, la cananea salió de su territorio para ir a Jesús). Jesús predica sólo a los judíos y prohíbe a sus discípulos ir a los paganos y samaritanos (10,5-6).

2º Después de la resurrección, Galilea se convierte, como anunciaba Isaías (Mt . 4,14-16), en tierra de apertura al mundo. Allí y no en Jerusalén es donde  Jesús se manifiesta a los discípulos y los envía al mundo entero (28,16-20)

El reino de Dios y  la Iglesia:Jesús inaugura el reino de Dios. La iglesia no se identifica con él, pero es el lugar privilegiado donde el reino se manifiesta en el mundo. El reino de dios y el esbozo de su realización en el mundo, es el tema central de Mt.:

1º.  Jesús proclama a todos la llegada del reino que él inaugura con sus actos. Prepara a sus discípulos para que continúen su obra enviándolos a misionar. De hecho, es él el que parte a predicar. Sus discípulos no estarán realmente dispuestos para su misión hasta después de pascua.

2º. Jesús se consagra entonces a la formación de sus discípulos. Pedro proclama a Jesús Mesías, pero también lo tienta. Jesús le da una regla de vida a su iglesia. Luego anuncia la llegada del reino, lo inaugura con su muerte-resurrección y envía a sus discípulos a predicarlo por todo el mundo.

Mensaje del Evangelio según San Mateo

1º JESÚS: El Evangelio de Mateo presenta a Jesús muerto y resucitado como el nuevo Moisés, el único Maestro del verdadero Israel, que es la Iglesia, Él es el verdadero Mesías y el Juez escatológico.

 

2º MEDIACIONES: El tema central del Evangelio es el Reino de Dios, y el esbozo de su realización en el mundo a través de la Iglesia. Lo divide en dos grandes partes:

  1. Jesús proclama el Reino (3-16)
  2. La comunidad en el Reino: la Iglesia, o sea el verdadero Israel (17-28)
ESTRUCTURA DEL EVANGELIO DE MATEO “¿QUÉ ES UN EVANGELIO? “ P. Luis H. Rivas

 

 

I               Caps. 1 – 2 Infancia del Señor

II              Caps. 3 – 4 Relatos: El Reino de los cielos preparado por Juan Bautista,  es  proclamado por Jesús, el Hijo predilecto de Dios, en marcha hacia la Galilea de las  naciones

Caps. 5-7 Discursos : Jesús enseña a cumplir la voluntad de Dios para poder recibir el

              Reino.

7, 28

 

III             Caps. 8 -9 Relatos: El poder del Reino, se manifiesta  en Jesús a través de los milagros  y el

perdón de los pecados, y la expulsión de los demonios.

Cap. 10 Discursos: Jesús transmite este poder a los doce.

               

11,1

IV            Caps. 11 -12 Relatos: El Misterio del Reino de Dios, Jesús  es objeto de escándalo  y

controversia.

Cap. 13 Discurso: Por medio de parábolas, Jesús explica el  Misterio del Reino.

 

13, 53

V             Caps. 14 – 17 Relatos: El Reino en crecimiento, la  comunidad eclesial.

Cap. 18 Discursos: La comunidad de los pequeños,  acogidos y perdonados.

19, 1

VI            Caps. 19 – 23 Relatos: La consumación del Reino de los  Cielos, polémicas de Jesús  con sus

adversarios cuando ya  se aproxima  la Pasión.

Caps. 24 – 25 discursos: A pesar de tantas oposiciones, el Reino se consumará. El discurso

escatológico.

 

                26, 1

 

VII           Caps. 26 – 28 Pasión y Resurrección.       

 

 

Esta estructura fundamental la desarrolla como un drama en siete actos, en los que descuellan cinco grandes  relatos y discursos:

El final de los tiempos.Mateo declara: con Jesús ya está todo hecho; ha llegado el final de los tiempos; la victoria se ha alcanzado; no queda más que ocupar el terreno.

En su discurso apocalíptico, Jesús daba un signo del final de los tiempos: habrá seísmos (Mc. 13,8; Lc. 21,11; Mt. 24,7) No se trata de un fenómeno histórico (terremoto) sino de una imagen simbólica.

Mt. utiliza este término o el verbo correspondiente 6 veces. Tras el seísmo de la cruz, los muertos resucitan (27,51) y, a la vista de aquel seísmo (27,54), los paganos reconocen a Jesús como el Hijo de Dios. La mañana de Pascua, hay otro seísmo y los enemigos, seísmizados, quedan como muertos (28,2.4). Por lo tanto la muerte-glorificación de Jesús es la señal del fin de los tiempos.

La ciudad queda seísmizada cuando Jesús entra en Jerusalén, imagen de la entrada gloriosa en el cielo 821,20)

Por lo tanto el reino de Dios es inaugurado con el acontecimiento de la pasión y resurrección, pero la Iglesia, frágil barquilla sacudida por el seísmo (8,29) tiene que vivir esta crisis a lo largo de toda su historia.

3º RESPUESTA DEL HOMBRE: Los miembros del nuevo Israel, la Iglesia, son los que practican la Ley del Reino, llevándola a su plenitud, que es vivir el amor de Jesús hasta dar la propia vida.

Anuncios

Un comentario sobre “Apuntes III – Evangelios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s