Publicado en Uncategorized

Verano 2012

Hemos comenzado el curso de verano “Recrear el sueño de Jesús” animado por el Prof. Ernesto Leguiza.

 

 

En un clima orante y de reflexión compartida, estamos trabajando algunos textos del Evangelio que nos ayudan a descubrir el sueño de Jesús.

 

 

Participan de este curso 23 personas en el horario de la tarde y 21 en el de la noche.

El primer día, el trabajo estuvo centrado en la parábola del padre misericordioso.

En breve publicaremos los apuntes del curso.

¡Gracias a cada uno y a cada una de los participantes por su entusiasmo y dedicación!

Anuncios
Publicado en Uncategorized

Cuaresma

Información sobre el CURSO ANUAL DE BIBLIA, click aquí.

Información sobre los CURSOS DE PROFUNDIZACIÓN, click aquí.

Cuaresma, tiempo de transformación

El pasado 22 de febrero, Miércoles de Ceniza,  hemos iniciado la Cuaresma, el camino de 40 días hacia la Pascua.

¿Por qué 40 días? ¿Qué simbolismo puede encerrar ese número?

Como todo símbolo, también el número 40 nace de una experiencia humana: ciertas enfermedades requieren alrededor de 40 días para evolucionar (la cuarentena), en 40 días aproximadamente el cuerpo de la madre se repone después del parto, y también son cerca de 40 los días necesarios para que se suelden los huesos después de una fractura. O sea que “40 días” indica un tiempo de espera y de atención; es un tiempo que se debe cumplir, y en el cual se va a producir una transformación para el bien.

Esta experiencia corporal y humana aparece en algunos pasajes de la Biblia. En la historia de la salvación encontramos procesos de cambio y de encuentro con Dios que necesitaron también 40 días para desarrollarse: el diluvio (Gén 7,4-17), el tiempo que Moisés estuvo en el monte Sinaí (Ex 24,18), y los días que caminó el profeta Elías hasta encontrarse con Dios en el Horeb (1 Re 19,8).

Este simbolismo del número 40 se verifica también en los años que el pueblo pasó en el desierto después de ser liberado de la esclavitud (Nm 14,34). Jesús asume y resignifica esta experiencia del pueblo, pasando 40 días en el desierto antes de iniciar su ministerio público:

El Espíritu llevó a Jesús al desierto, donde fue tentado por Satanás durante cuarenta días. Vivía entre las fieras, y los ángeles lo servían (Mc 1,12).

Con el miércoles de ceniza, todos nosotros entramos en este ciclo de 40 días que exige paciencia y meditación, y que tendrá como fruto la gran transformación que ocurrirá en Pascua: pasar, con Jesús, de la muerte a la vida.

ESTE DOMINGO 26 DE FEBRERO las misas en el Santuario Jesús Misericordioso serán a las 7,30; 10; 11; 12; 15; 17; 19 y 20,30 horas.

Santuario Jesús Misericordioso, Pedro I. Rivera 4591, Villa Urquiza, C.A.B.A. Tel: 4521-3153