Publicado en Uncategorized

El Señor está cerca

Este fin de semana del 26 y 27 de noviembre de 2011 comenzaremos el tiempo del Adviento. Son cuatro semanas previas a la Navidad, en las cuales la Iglesia nos invita a reflexionar sobre la venida de Nuestro Señor Jesucristo.  Este tiempo de Adviento tiene dos aspectos, uno que mira al futuro y otro al pasado.

* Miramos al futuro porque creemos que Jesucristo volverá para traernos, en forma definitiva, el Reino de Dios. Entonces, toda nuestra esperanza de vivir en plenitud y en comunión de amor, se verá realizada. Como preparación para esa futura venida, los evangelios de los domingos de este tiempo de Adviento, nos exhortan a estar atentos y vigilantes y a rezar intensamente. En definitiva, la actitud adecuada en este tiempo de Adviento es la misma actitud y disposición que tenemos cuando alguien importante va a venir a visitarnos; le damos la importancia que se merece y no dejamos que pase inadvertido.

Por eso Jesús nos dice:

EVANGELIO del domingo 27 de noviembre de 2011

Mc 13, 33-37

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús dijo a sus discípulos: “Tengan cuidado y estén prevenidos, porque no saben cuándo llegará el momento. Será como un hombre que se va de viaje, deja su casa al cuidado de sus servidores, asigna a cada uno su tarea, y recomienda al portero que permanezca en vela. Estén prevenidos, entonces, porque no saben cuándo llegará el dueño de casa: si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o por la mañana. No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos. Y esto que les digo a ustedes, lo digo a todos: ¡Estén prevenidos!.

Palabra del Señor.

 

* Y el otro aspecto es la mirada hacia el pasado, para hacer memoria de la primera venida de Jesús, que celebraremos en  Navidad. Leeremos los evangelios sobre el anuncio hecho a José y a María, y el texto del nacimiento de Jesús en el pesebre de Belén. Así podremos meditar este gran regalo de tener un Dios que se hizo un ser humano como nosotros.

Porque creemos en esa primera venida del Señor que festejamos en Navidad, y porque esperamos la futura venida que ocurrirá al fin de los tiempos, rezamos con esperanza y con fe este salmo en que le pedimos a Dios que venga hasta nosotros y nos salve:

Escucha, Pastor de Israel,

reafirma tu poder y ven a salvarnos.

Ven a visitar tu vid, la cepa que plantó tu mano,

el retoño que tú hiciste vigoroso.

Que tu mano nos sostenga

y nunca nos apartaremos de ti.

(Extractos del salmo 79)

MISAS EN EL SANTUARIO JESÚS MISERICORDIOSO

Pedro I. Rivera 4591, esquina Miller, Villa Urquiza

Horarios: 7,30; 10, 12, 15, 17, 19 y 20,30 horas

Imposición de manos después de todas las misas, menos la de 12 hs.

Anuncios